El tratamiento Coolsculpting permite erradicar la grasa acumulada que no desaparece con dietas ni ejercicios. Los resultados son dos tallas menos en la primera sesión.

El verano se acerca a pasos agigantados y son muchas las mujeres que se están preparando para la estación del año en que menos ropa usamos y, por ende, se notan algunos “rollitos” difíciles de desaparecer con dietas o ejercicios, tal como los de la espalda, que se muestra a través de la ropa o cuando usamos traje de baño.

Para estas molestas acumulaciones de grasa, existe un tratamiento rápido y eficaz, que congela la grasa persistente, eliminándola de su cuerpo de forma natural, sin agujas, dietas especiales o cirugía: el Coolsculpting.rollitos-2016La Dra. Carmen Moren, directora de Clínica Carmen Moren, explica que en este tratamiento se utiliza frío controlado para atacar y cristalizar las células de grasa. “Las células de grasa cristalizadas gradualmente se mueren y son naturalmente eliminadas de su cuerpo. Es un tratamiento no quirúrgico para el contorno del cuerpo, porque para muchas personas, la cirugía aparece como la única alternativa viable para terminar con esa grasa acumulada que tanto les molesta, pero en la actualidad, los avances tecnológicos en estética presentan opciones igual de efectivas y mucho menos invasivas”.

Este procedimiento, absolutamente ambulatorio,  permite reducir dos tallas en un sola sesión. El método fue desarrollado por científicos de Harvard y elimina de manera selectiva la grasa localizada mediante la aplicación externa, es decir sobre la piel, de frío controlado, eliminando con ello los adipocitos o células grasas a bajas temperaturas sin dañar el tejido circundante.

“Una vez que las células grasas se ven afectadas por el frío comienzan un proceso de muerte natural de las mismas y son eliminadas de forma gradual y progresiva por el propio organismo, logrando la máxima reducción a los dos o tres meses después de la sesión,

Esto convierte al Coolsculpting en la forma natural y más nueva e innovadora para perder rápidamente esas acumulaciones de grasa rebelde,  teniendo como resultado un cuerpo más delgado y libre de ella en el tiempo posterior al tratamiento, el que puede ser utilizado en papada, rodillas, pantalón de montar, bajo sostén, pecho, flanco, estómago y abdomen, espalda superior e inferior y muslo interno.brazos y piernas.

Otro de los beneficios de este método es que no requiere pastillas ni suplementos y, siempre que la persona mantenga su peso con una alimentación normal y ejercicio, logrará resultados estables en el largo plazo.

Mayor información en www.doctoracarmenmoren.com

Dejar respuesta