Tras impactar la esférica, el bateador Todd Frazier no podía creer lo que había sucedido. Hasta el momento no hay un parte médico oficial sobre el estado de la pequeña y se disparó un crudo debate sobre la seguridad de los espectadores en los estadios de la MLB estadounidense.

Una niña de identidad no revelada fue hospitalizada después de ser golpeada por una pelota en el Yankee Stadium. Este fue el última de una serie de incidentes que han despertado las alertas para que haya más protección para los espectadores en la Liga Mayor de Béisbol (MLB, por sus siglas en inglés) en los Estados Unidos.

El juego en la casa de los Yankees de Nueva York ante los Minnesota Twins se detuvo durante varios minutos después del golpe que protagonizó involuntariamente Todd Frazier. La bola salió por la línea de la tercera base y acabó golpeando a la pequeña que estaba entre la multitud.

Infobae con más detalles.

Dejar respuesta