Los Stones representaban el antiautoritarismo y la rebeldía, eso los distinguía de los Beatles.

¿Cómo eras sus Satánicas Majestades antes de tener simpatía por el diablo? ¿qué pensaban los jovencitos Jagger y Richards de la fama? ¿soñaban con subirse a un escenario cuando fueran abuelos? Las respuestas a estas preguntas las tiene el fotógrafo Terry O’Neill que fue compañero de correrías de la banda —de shows, de grabaciones y de fiestas— entre 1963 y 1965. Estas fotos son el testimonio de una época en la que, como nos cuenta el fotógrafo, tanto The Rolling Stones como él eran jóvenes y “muy inocentes”.

“Totalmente, todos éramos muy inocentes, y creo que eso está muy bien capturado en las fotos. Les encantaba que les tomaran fotos y toda la atención que se les daba. Cuando nos reuníamos en un bar para hablar de lo que iba a suceder cuando todo esto pasase, también estaban los Beatles por allí, y siempre nos preguntábamos: “¿De qué vamos a trabajar cuando todo esto acabe, qué vamos a hacer?”. Porque todos estábamos seguros de que nos iban a permitir hacer nuestros trabajos —fotos o en su caso cantar y tocar instrumentos— sólo hasta cierto punto y que un día tendríamos que conseguir un trabajo serio y formal. Esto era así. Por supuesto, nunca tuvimos que buscar otro trabajo. Jamás nos imaginamos que seguiríamos en esto a los 40 años, nos reíamos cuando lo pensábamos. Y los Rolling, por supuesto, no se planteaban que a la edad que tienen hoy seguirían presentándose”, nos cuenta el fotógrafo británico.

Infobae con más detalles.

Dejar respuesta