Cada noche, ciertas ‘estrellas del mukbang’ retransmiten en línea sus festines culinarios ante cientos de miles de espectadores.

En la Red existe una nueva tendencia: colocarse frente a una cámara y devorar ingentes cantidades de comida para atraer la atención de miles de espectadores y ganar miles de dólares al mes, informa el portal Lenta.ru.

En verano, el servicio de retransmisión de videojuegos Twich se sumó a esta tendencia al lanzar la categoría ‘Social Eating’ (‘Comida social’, en inglés), en la cual los internautas pueden ver e interactuar en directo con otras personas mientras comen.

A pesar de que está prohibido que beban alcohol, coman mientras conducen y alimenten a otras personas, desde el primer día el sitio web falló al intentar definir los límites de la decencia: un videobloguero vomitó ante la cámara tras comer en exceso.

Acá más detalles.

Dejar respuesta