CONDUCTORES DEL TRANSANTIAGO Y CICLISTAS INTERCAMBIAN EXPERIENCIAS VIALES

0
849

En trabajos grupales, ciclistas y conductores dialogaron sobre las principales dificultades que ciclistas y conductores de buses enfrentan a diario al transitar por las calles.

 

Con la participación de una treintena de conductores, usuarios de bicicletas y especialistas en movilidad, culminó el “Primer Encuentro de Convivencia Bici-Bus” organizado por el Laboratorio de Cambio Social, la Asociación de Concesionarios de Transporte Público (ACTUS) y Ciudad Viva.

En el encuentro, conductores del Transantiago y ciclistas expusieron sus experiencias y las principales dificultades de convivencia en el espacio público, además de la visión particular de cada actor al transitar por la calle.

La actividad se separó́ en tres etapas, partiendo por un diálogo franco entre todos los actores, instancia que sirvió́ para que los asistentes pudieran identificar y transmitir al resto de los presentes sus propias experiencias como conductores de buses o usuarios de bicicleta, además de congeniar acerca de las causas probables que han llevado a ambos a sostener una relación distante, hasta ahora.

Luego, a través de un tablero de juegos o plano de simulación vial los participantes pudieron graficar las situaciones que viven a diario, dialogar sobre las consecuencias del accionar de cada uno y proponer posibles soluciones, siempre desde la empatía común.

MICROSFinalmente, conductores y ciclistas subieron a un bus de Transantiago donde ambos actores transmitieron “in situ” a su contraparte las principales dificultades que enfrentan en la calle, como la falta de visibilidad o “puntos ciegos” que se generan en los espejos retrovisores y pilares frontales de los buses. Ahí́, los usuarios de bicicletas expusieron el desconocimiento existente acerca de la peligrosidad de detenerse o transitar en las proximidades de estos vehículos.

Según comentó Lake Sagaris, Directora del Laboratorio de Cambio Social, “no nos sirve teorizar de temas de convivencia entre bicicletas y conductores sin tener la experiencia y el dialogo entre las personas. Con esto queremos construir una ciudad que rijan valores de respeto y convivencia”.

En tanto, Víctor Barrueto, director ejecutivo de Actus, expresó que “hoy es fundamental la convivencia en las calles, el espacio público vial tenemos que compartirlo: los autos no son dueños de las calles. Asimismo, es importante crear conciencia de que la prioridad necesaria que requiere el transporte público”.

Para Gonzalo Gutiérrez, conductor de la empresa Subus, “es importante ver el tema de la educación vial de los conductores de buses y bicicletas. Tener el conocimiento de cómo proyectarse a futuro en cuanto al transporte público y ver las factibilidades de ambas partes para poder llegar a destino como corresponde sin novedades, es muy positivo”.

“Hoy nos dieron la oportunidad de ponernos en el lugar del otro, este ejercicio de ponerse literalmente en el asiento del conductor nos abre los ojos que realmente existen puntos que la persona que maneja el bus no puede ver al ciclista”, concluyó el antropólogo Pablo Arriagada, y miembro de la Agrupación Bicipaseos Patrimoniales.

 

Dejar respuesta