Se trata de dos pacientes, uno en Japón y otro en Alemania, que no estuvieron en el país asiático, pero sí en contacto con personas que portaban la cepa.

Los gobiernos de Alemania y Japón anunciaron este martes que dos de sus ciudadanos sufrieron el contagio del coronavirus sin haber estado en China, convirtiéndose en los primeros casos autóctonos confirmados en el mundo.

En el caso europeo, que marca el primer diagnóstico alemán de esta cepa, se trata de un trabajador de un fabricante de componentes para autos que tuvo contacto en Baviera con una colega china, quien a su vez había sido visitada en Shanghái por sus padres, residentes en Wuhan, el epicentro de la epidemia.

El sujeto de 33 años estuvo el martes pasado en una capacitación de la empleada china, quien solo presentó síntomas cuando volvía a su país. Cuando se confirmó que tenía el virus, alertó a la empresa, que informó de inmediato a sus empleados y a las autoridades sanitarias alemanas.

Más detalles aquí.

Dejar respuesta