Conoce los nuevos Wow Cups

0
953

Con su sistema anti derrame, los nuevos  Wow Cups permiten que bebés y niños puedan jugar libremente sin peligro de botar ni desparramar sus jugos por todo el suelo.

Cuantas veces nos ha pasado que nuestros hijos nos piden un vaso de agua o jugo y sin querer lo botan, dejando desparramado el líquido por todo el suelo. Para evitar estos verdaderos desastres

Bebé Urbano, tienda especializada en ayudar a los padres en la crianza de sus hijos, cuenta con Wow Cups, una línea de vasos a partir desde los 9 meses de edad. vasos locos“Su sistema anti-derrames facilita la vida a los padres y niños, ofrece una transición menos tediosa desde la mamadera a un vaso abierto, gracias a que su tecnología de sellado permite que el líquido fluya solamente al beber.  Una vez terminado de beber el líquido, el vaso se cierra de forma automática, es decir, los niños pueden rodar, saltar y dar vueltas y su bebida siempre se queda en el interior del vaso”, comenta Roberto Mayerson dueño de la tienda Bebé Urbano.

Otra de las bondades de Wow Cups es su diseño de copa ergonómica permite que el niño mantenga y beba el vaso con más confianza en cada una de sus etapas de desarrollo. Además, le permite beber en los 360°, por lo que son muy útiles para llevar a los paseos al aire libre o para andar con ellos al  interior del hogar y colegio.

Los vasos vienen en presentaciones de 207ml (con asas) y 266 ml y en los más diversos y llamativos colores a $9.990.

Además, su diseño 100% libre de BPA y PVC está elaborado con plásticos de máxima calidad que cumplen con todos los estándares internacionales. Por otro lado, su sistema Uni-Flow detecta cuando vas a comenzar a tomar y automáticamente desactiva el bloqueo.

Y, para la comodidad de las mamás y su higiene, todas sus partes se separan fácilmente permitiendo que sea muy fácil de limpiar y así mismo, evitar que se alojen hongos y bacterias como ocurre con otras marcas. Incluso se puede lavar en el lavavajilla y, lo mejor de todo, es que no produce problemas dentales en los niños, ya que el sistema no les afecta en su crecimiento ni en su formación dental”, asegura Mayerson.

Dejar respuesta