Cada año miles de hombres en todo el mundo caen víctimas de un fraude en internet que se conoce como «sextorsión» (extorsión sexual).

Después de ser engañados y persuadidos para tener encuentros sexuales en la red utilizando una cámara web, son chantajeados con la publicación de esas imágenes íntimas. Muchas veces, los extorsionadores amenazan con publicarlas en redes sociales o con enviarlas a los familiares y amigos de sus víctimas si no reciben una determinada suma de dinero a cambio.

En muchos casos, la trampa termina en tragedia. BBCMundo te lo explica.

Dejar respuesta