Algunos estudios sugieren incluso que una exposición prolongada a la luz azul por debajo de 460 nm puede provocar daños fotoquímicos en la retina. Expertos recomiendan realizar un chequeo permanente de nuestros ojos, además de realizar un correcto uso de los dispositivos móviles, con el fin de detectar y evitar anomalías en la vista.

Aunque la mayor parte de los chilenos son conscientes de que el uso continuado de pantallas de móviles y computadores puede afectar a la salud ocular y visual, un gran porcentaje de ellos no pone en práctica los hábitos necesarios para la protección de su visión, pese al alto uso que dan a sus Smartphones.

Según un estudio de Pew Search Centers presentado hace unos meses en la Mobile World Congress, la media de población de países emergentes y en desarrollo que utilizan Internet o tienen un smartphone subió del 45 por ciento en 2013 hasta el 54 por ciento en 2015. “Chile se encuentra entre los países latinoamericanos con mayor penetración de smartphones en su mercado con cifras que se sitúan en un 50%. Vale decir que, 8 millones de usuarios hoy poseen un teléfono inteligente”, asegura Pablo Bustamante, Sub Gerente de Línea de Accesorios de Mall Connection.

Es por eso que los expertos hacen un llamado a tomar los resguardos necesarios tanto en correcto manejo de los dispositivos como en el chequeo constante de la salud de nuestros ojos, con el fin de detectar a tiempo síntomas que podrían indicar estrés visual o también llamado Astenopía.

“Algunas alertas de la astenopia pueden ser la sequedad ocular al leer, picor de ojos, visión doble o dolores de cabeza. Si se presenta cualquiera de estos síntomas, es necesario acudir a un  oftalmólogo para que realice un examen visual completo y ofrezca la mejor solución en cada caso concreto”, explica José Pablo Pérez, experto óptico de Rodenstock.

Y agrega: “Además del uso que demos a nuestro smartphone, es fundamental el uso que hagamos de él a lo largo del día y que tengamos una buena visión, corregida con lentes en el caso de tener algún defecto de refracción como miopía, hipermetropía o astigmatismo”.

Con respecto a cómo utilizar de forma correcta los smartphones y evitar complicaciones, Juan Pablo Bustamante afirma que “la tecnología ha ido mejorando la resolución en los teléfonos, ya que entregan imágenes de alta resolución, permitiendo visualizar en Full HD en los equipos de mayor valor. También, la mayoría de los teléfonos permite controlar y calibrar, la iluminación y brillo de pantallas, tanto de forma manual como también automática a través de sensores de luz que detectan la luminosidad del ambiente”.

Para un correcto cuidado, José Pablo Pérez de Rodenstock da algunas recomendaciones:

– Elegir “bien” las dimensiones de la pantalla del celular, computador o tablet, descansar los ojos durante unos diez minutos observando un objeto o paisaje alejado o utilizar lentes con los filtros adecuados fundamentalmente el de la perjudicial luz azul emitida por casi todos los dispositivos móviles.

Aplicar la regla 20/20, la que indica dejar de mirar la pantalla durante 20 segundos, cada 20 minutos y enfocarse en algo a la distancia. De esta forma descansamos nuestra vista.

Mantener las pantallas a un mínimo de 40 centímetros de distancia de nuestros ojos.

Si hay dificultades para leer el texto de un celular o tablet, la recomendación es no acercarlo, sino ampliar la letra. Frente a esto también se hace fundamental consultar con su oftalmólogo, pues puede estar en los inicios de la presbicie.

Es fundamental contar con buena luz a la hora de sentarse a trabajar frente al computador o de ver televisión, ya que los altos contrastes de iluminación generan un mayor esfuerzo visual que puede traer molestias asociadas.

Regule el brillo y contraste de las pantallas, a menor contraste mayor comodidad para los ojos.

Si presenta molestias hoy existen en el mercado lentes especializados para visión de cerca. Los cuales permiten una visión de cerca e intermedia mucho más confortable y con amplios campos visuales.

Dejar respuesta