En 2009, Ghadeer Ahmed, una muchacha egipcia de 18 años, le envió un video a su novio a través del celular en el cual aparecía bailando en la casa de una amiga. No había nada pornográfico en ello, pero llevaba puesto un vestido muy sugerente y bailaba sin inhibición alguna.

Tres años después, en un acto de venganza por el final de su relación, su exnoviopublicó el video en YouTube.

Ghadeer entró en pánico. Sabía que todo eso -el baile, el vestido, el novio- sería completamente inaceptable para sus padres, sus vecinos y una sociedad en la que las mujeres deben cubrir sus cuerpos y comportarse con modestia.

Más detalles del crudo relato en BBCMundo

Dejar respuesta