DEBUT CON EL PELAO AL AIRE

2
2546

Público masivo 

Risas de principio a fin encontró el público que llegó al estreno de “Con el Pelao al aire” en el Gimnasio Carlos Flores Cepeda de Puente Alto. Con un marco de gente que dejó muy emocionado a su protagonista Rodrigo González y a todo su elenco, se pudo conocer en carne propia a sus singulares personajes.

 Afuera no importaba el frío ni la larga fila que se armó para poder ingresar. Sólo importaba ver al “Pelao” Rodrigo en su nueva faceta de actor de teatro. Adentro, en tanto, un sencillo escenario, nos adelantaba ese mundo tan propio que tiene cada uno de sus personajes. La risa ya tomaba palco.

El nerviosismo era tan evidente como las ganas de que saliera todo bien. Fueron un poco más de 1800 personas las que llegaron hasta Puente Alto a presenciar lo que a diario sólo se podía escuchar en radio o ver en televisión. Y ese público fiel no se defraudó, ya que apenas saltó al escenario Rodrigo González se pudo percibir el agradecimiento por parte de la gente a tantos años de simpatía y buen humor incondicional.

RISAS DE PRINCIPIO A FIN

“Rigoberto Pilsen Casanga” El primer turno fue para “Rigoberto Pilsen Casanga” quien en su estilo pintoresco, nos invitó a conocer su locutorio radial y cómo se trabaja en una radio muy precaria, pero llena de buena onda. Bastó un hola y los aplausos estallaron junto con un sinfín de risas. Cuando Rigoberto,  quien siempre estuvo acompañado de su fiel Dj ya estaba en acción recibiendo llamados y promocionando gentiles auspicios, tuvo una visita estelar a su sala radial, “Madamme Iris Del Orto” una particular vidente, quien aconsejó a los espectadores cómo encontrar trabajo y botar las malas vibras, entre otras cosas.

 

 

Luego en un ambiente más sobrio, recatado y casi celestial, apareció en escena “El Hermano John Foquing”, quien con una impecable vestimenta blanca nos entregó una crítica social sobre ciertos pecados que condenan a nuestra sociedad. Notable fue el coro que lo acompañó en todo momento con canciones y un particular “cuadro plástico” al final.“El Hermano John Foquing”

 

Por último y en su inigualable triciclo, “Chalito” llegó hasta Puente Alto para sentir el cariño de la gente. Ya en el escenario quedó claro de inmediato porqué este pequeño es tan querido entre la gente. Pero para “Chalito” no todo sería risas, pues nos presentó a Angie, su polola, quien le traía una noticia que lo dejaría anonadado. Al final, nos dio una cátedra sobre mujeres y aventuras amorosas.

 

 

 

 Tras la presentación de sus tres personajes, vino el final donde Rodrigo González ya más relajado se dio el tiempo de agradecer la inmensa muestra de cariño y fidelidad de su gente, que a esa hora no paraba de aplaudir.

Así,  «Con el Pelao al aire»,  en sus tres tandas logró en 90 minutos aproximadamente que sus personajes más reconocidos hasta hoy lograran el objetivo planteado por el elenco: mezclar humor, coreografías y un material audiovisual que diera rienda suelta a la risa. Ahora sólo queda esperar dónde serán sus futuras presentaciones.

 Pelao Rodrigo González

2 Comentarios

Dejar respuesta