EJERCICIO A COSTO $0

0
863

Qué pasaría si a diario nos propusiéramos subir al menos 5 pisos de tu lugar de trabajo o tu hogar por las escaleras. Gran desafío, pero no imposible, ya que subir y bajar escaleras también se puede transformar en una rutina muy normal que ayudaría a tu organismo a reducir tu grasa corporal, reducir tu cintura y reducir tus números de presión arterial.

Al menos así lo piensa un grupo de investigadores de la Universidad de Ginebra, quienes han señalado que esta “actividad” reduce en un 15% las posibilidades de muerte prematura por cualquier causa.

Otro estudio similar, pero esta vez de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania, manifiestan que subir escaleras quema alrededor de 250% más de calorías que nadar, en la misma cantidad de tiempo, 150% más que el tenis, 94% más que el raquetbol o squash, 63% más que andar en bicicleta, 23% más que el running y 400% más que caminar a 3 kilómetros por hora.

Así, por ejemplo, una persona de 80 kilos subiendo escaleras por 10 minutos, quemará 202 calorías, mientras que el mismo hombre corriendo a una velocidad de 11 kilómetros por hora, por 10 minutos, solo quemará 164 calorías.

De esta manera, preferir las escaleras por sobre ascensores y escaleras mecánicas es una excelente ayuda para dejar el sedentarismo y motivarte a bajar de peso, acompañado, por cierto, de una alimentación saludable.

Para esta práctica entonces no hay excusas, ya que escaleras se encuentran disponibles en toda la ciudad y, en general, son de fácil acceso, como en el metro o edificios.

Aquí te entregamos algunos tips

• Subir y bajar escaleras entrega resultados muy positivos al fortalecimiento de los músculos de las piernas, se consumen calorías y se obtiene un adecuado acondicionamiento cardiovascular. Ayuda a mantener la presión arterial (controlando la hipertensión), a controlar la diabetes y a mejora la resistencia cardiopulmonar.

• El acto de levantar las piernas para subir escalones también fortalece muslos y pantorrillas, incluso glúteos.

• También es una de las formas más al alcance de las personas para activar el metabolismo y comenzar a quemar calorías.

• Recomendamos subir un tramo de escaleras en lugar de tomar el ascensor, por todos los beneficios mencionados, como mejorar la circulación sanguínea.

• Subir y bajar escaleras es un ejercicio efectivo “de fuerza” que también ayuda a combatir el cansancio a la hora de realizar otras tareas cotidianas o más domésticas como el agacharse a recoger cosas del suelo o permanecer en la misma posición durante un período largo de tiempo.

• Hay que tener presente que el constante ejercicio de subir y bajar escaleras permite que el sistema circulatorio mejore y ayude a regular los niveles de colesterol que existen en la sangre.

• Por otra parte, el impacto en las articulaciones al subir escaleras es menor que el de correr.

• Es recomendable subir escaleras peldaño a peldaño y con una posición erguida, nunca inclinarse ni desplazar el peso del cuerpo hacia adelante. Como también usar un calzado adecuado.

Dejar respuesta