Experto en psicología entrega algunos tips para manejar la ansiedad a menos de dos semanas de rendir este importante examen.

El 28 y 29 de noviembre, miles de estudiantes rendirán la Prueba de Selección Universitaria (PSU), uno de los desafíos más importantes en sus vidas tras egresar del colegio. Pero también se puede transformar en un momento muy estresante si no saben manejar la ansiedad.

El sicólogo Walter Kühne, director de la Sociedad Chilena de Psicología Clínica, entrega algunos tips para sortear con éxito este examen.

Establecer un plan de acción para el día de la prueba. Este plan no debe ser muy distinto a la rutina habitual, ya que sería absurdo planificar acostarse el día antes a las 21 hrs. si de manera habitual la persona se acuesta después de las 23 hrs. La planificación no debe ser “el ideal de lo que habría que hacer”, sino que debe apuntar a lo mejor para cada uno de acuerdo a su realidad.

Practicar algún sistema de relajación. Esto tiene como fin ajustar la tensión y poder usar la técnica durante la prueba. El especialista recomienda practicar la respiración diafragmática o abdominal, la que puede generar el estado de relajación necesario para bajar la ansiedad.

Centrarse en el presente. Hay que enfocarse en contestar las preguntas lo mejor posible. No se debe pensar ni en el futuro ni en el pasado. No sirve de nada culpabilizarse con “¿por qué no estudié más?, ¡debí ver esta materia!”, ni hacer anticipaciones catastróficas como “¡mi futuro está en juego!”, “¡qué van a decir los demás si me va mal!”. Da lo mismo si se estudió mucho o poco, en el momento sólo hay que preocuparse de hacer lo mejor posible con lo que se sabe.

Lidiar con expectativas externas. Los familiares muchas veces tienen expectativas de rendimiento o de elección de carrera sobre la persona. Para quien rinde la prueba es necesario aceptar las expectativas externas (como la de los padres) pues, en mayor o menor grado, son inevitables. Lo que sí hay que evitar es sentirse invadido u obligado por estas expectativas. Simplemente hay que dejarlas mentalmente afuera. Antes de la PSU no es momento de ponerse a pelear contra ellas, no hay que abrir focos de conflicto innecesarios.

Tener claras las metas. Rendir la prueba no es un fin, es un medio para poder estudiar la carrera que se desea. La elección de carrera debe ser hecha en función del sentido de vocación de la persona. Si no se tiene esto claro, a veces se piensa que en la PSU la persona se juega la vida y su futuro. Las metas deben ser realistas y accesibles.

Check list, lo que no se debe olvidar. Para rendir los exámenes es primordial llevar los siguientes elementos:

Cédula de identidad: debe estar actualizada y en buenas condiciones. En caso de no tener carnet, se puede presentar el pasaporte.

Tarjeta de identificación: indispensable para rendir la PSU, ya que es timbrada por los examinadores luego de rendir cada prueba.

– Lápiz grafito: lo ideal es utilizar el lápiz grafito 2HB para asegurarse que las respuestas queden bien marcadas. El más usado es el ecolápiz de Faber-Castell cuya mina es muy resistente, al igual que su versión 2B con esferas antideslizantes, que evita que se resbale.

Goma de borrar: lo mejor es utilizar una goma, ojalá libre de PVC, que no deje residuos ni manche la hoja de respuestas al cambiar una alternativa.

Dejar respuesta