Innovación, diseño y calidad caracterizan las correas de cuero y estuches para instrumentos musicales que Ergo Straps vende, tanto en Chile como en el extranjero. 

Víctor Wooten, considerado el mejor bajista del mundo; y Felipe Ilabaca, de la banda nacional “Chancho en Piedra” son solo algunos de quienes los han elegido. Hoy la marca anuncia el lanzamiento de baqueteros y correas para saxofonistas, con el objetivo de abordar con mayor eficacia un mercado de nicho que busca productos cada vez más sofisticados e incluso personalizados. 

Con la clara convicción de entregar a profesionales, estudiantes y aficionados del mundo de la música, productos originales y de calidad, nace Ergo Straps. Un emprendimiento boutique, como lo denominan sus creadores, que ha concentrado la atención de diversos artistas tanto dentro como fuera de Chile.

Se trata de artículos, como correas o “straps”, hechos de cuero y cuyo proceso de confección se realiza completamente a mano, bajo un alto control de calidad, con el objetivo de entregar un producto de alta calidad  y funcional.

musicos-chilenos-“La idea surgió luego de un viaje a Estados Unidos, en el que quería aprovechar de comprar una correa para mi bajo. Ahí me di cuenta de que no había variedad en el mercado y, en general, todas las correas eran hechas en serie y de tela o cueros que parecían sintéticos”, explica Jaime Torres fundador de Ergo Straps.

Fue en ese momento en el que decidió confeccionar su propia correa, la que generó interés entre sus amigos músicos, ya que la calidad y resistencia que ofrecía era muy superior a las correas tradicionales.

En Mayo de 2016 conoce a su socio, Felipe Rebolledo, quien compró una de sus correas. En ese minuto ambos tomaron la decisión de asociarse y abrir un taller en el Barrio Victoria, con el objetivo de crear un producto distinto a lo que había en el mercado, es decir, straps cuyo diseño y calidad sorprenderían al ambiente musical.

Si bien llevan poco tiempo de comercialización, la marca ya se ha hecho conocida en el extranjero, principalmente gracias a que sus productos han sido adquiridos por músicos de gran nivel internacional, quienes han reconocido la calidad y diseño innovador de los productos dándolos a conocer entre sus pares.

Víctor Wooten, el estadounidense considerado el mejor bajista del mundo es uno de los músicos que han elegido los productos de la marca chilena. “Lo conocimos en Berklee, Boston y desde entonces se sumó al listado de profesionales que usan nuestros straps”, explica Jaime.

Igor Saavedra, chileno y pionero en utilizar un bajo de 8 cuerdas también forma parte del grupo de músicos que hoy usa un Ergo Straps en sus ensayos y presentaciones. A él se suma el destacadísimo Christian Gálvez, bajista, compositor y productor; Jorge Campos, bajista y compositor chileno, miembro de agrupaciones emblemáticas como Congreso, Fulano y Santiago del Nuevo Extremo; y Felipe Ilabaca, integrante de los Chancho en Piedra.

“Y en el día a día, son muchos más quienes han llegado a nuestro taller solicitándonos un straps para su guitarra o su bajo. Incluso hemos personalizado algunos con sus nombres, lo que nos hace sentir muy orgullosos, porque se pasan el dato y llegan acá”, cuenta Felipe.

A las correas también se suman otros productos, como estuches para guitarra o “gigbags”, baqueteros y correas para saxofonistas, todos fabricados en cuero, en distintos modelos según el producto, pero todos con la calidad que caracteriza a Ergo Straps.

Pueden encontrar sus productos en la tienda online https://www.ergo-straps.com  o en Overdrive en el Crown Plaza de Santiago, tienda Fusion Music de Los Ángeles  y Contrapunto de Valdivia.

 

Dejar respuesta