Un equipo de expertos en genética de la Universidad de California creó una nueva fórmula para conocer el tan anhelado dato.

Conocer la edad humana de un perro no es tan sencillo como parece. Multiplicar por siete los años reales del can, tal y como nos enseñaron de pequeños, no sirve para averiguar la edad humana del animal. De hecho, esta operación sencilla no es más que un mito.

Así lo reveló un grupo de investigadores de la Universidad de California, en un estudio publicado a principios de noviembre en la revista académica bioRxiv.

El equipo de científicos desarrolló una nueva fórmula matemática para calcular la edad relativa de un perro comparada a la de un humano, basándose en un mecanismo llamado metilación.

Más detalles en Infobae

Dejar respuesta