«Aunque durmiera todo el día, me despierto como si hubieran pasado solo 10 minutos», comparte la mujer.

Heather Reed, residente en la provincia canadiense de Nueva Escocia, sufre una rara enfermedad neurológica que le provoca una gran fatiga y la hace dormir hasta 22 horas al día, informa el diario británico ‘Mirror’.

Los médicos revelaron hace siete años que Heather, de 37 años, sufría el síndrome de fatiga crónica. Dos años después fue diagnosticada con el síndrome de Kleine-Levin, que también se conoce como el de ‘la bella durmiente’.

Algunos días 12 horas de sueño son suficientes para Heather, pero en muchas ocasiones puede dormir hasta 22 horas y seguir sintiendo cansancio.

Más detalles ACÁ.

Dejar respuesta