Con unas cuantas papas y muchísima paciencia puedes impresionar a todos tus amigos con el único pasabocas transparente.

Hay dos tipos de gente en este mundo: los que abren una bolsa de papas y empiezan a devorar su contenido sin siquiera reparar en lo que están comiendo y los que sacan una papa, la observan y se preguntan: ¿qué es esto? ¿A qué se parece? ¿Podría haber otra como esta? Aquellos que se encuentran en la primera categoría pueden estar tranquilos; son seres humanos perfectamente normales. Sin embargo, tú, que te quedas mirando fijamente a una de las papas en busca de respuestas, estás a punto de descubrir algunas de ellas.

Nos gusta creer que los grandes proyectos no se limitan a la definición tradicional del arte y cuando vimos estas papas fritas transparentes nos quedamos estupefactos porque, si lo piensas bien, no existe casi nada en este mundo que sea transparente y comestible a la vez, así que la receta que te presentamos a continuación es realmente algo nuevo.

Infobae con más detalles.

Dejar respuesta