La ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss, junto Secretario de Estado de Hacienda, Rodrigo Valdés, se reunieron esta mañana con el cardenal Ricardo Ezzati en el Arzobispado de Santiago, para dialogar sobre el proyecto del Ejecutivo que busca reformar el sistema de pensiones.PENSIONES IGLESIA 2017Tras la reunión, el Arzobispo agradeció la visita de los representantes de ambas carteras y sostuvo que “nuestra tarea es fundamentalmente de orientación en los grandes valores. El primer gran valor es el de la solidaridad y el segundo, muy unido al valor de la solidaridad, es la hipoteca que tienen los bienes personales, la propiedad privada que siempre está muy unida a lo que es la dimensión social. Esto tiene un aterrizaje muy concreto de lo que significa pensiones justas, especialmente para aquellos que son más necesitados”.

Tras la cita, Alejandra Krauss, ministra del Trabajo y Previsión Social, manifestó que las pensiones en Chile debiesen incrementarse: “Nosotros (estamos) construyendo los acuerdos políticos y las propuestas técnicas y recogiendo los principios de dignidad. Todo ser humano por el solo hecho de ser persona, merece que el Estado y cada una de las personas les reconozcamos”. En relación a la reunión, la ministra afirmó que “fue muy enriquecedora, muy clarificadora y colaborativa”.

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, valoró el encuentro y afirmó que “el concepto de solidaridad es un pilar importantísimo, que nosotros lo tomamos en serio y ayuda para las discusiones que van a venir en estos temas”, valorando la cartilla con las cinco propuestas para un sistema de pensiones más solidario que la Vicaría Pastoral Social Caritas, del Arzobispado de Santiago, entregó en vísperas de la conmemoración del Día Internacional del Trabajo.

Las cinco propuestas de la Iglesia de Santiago son:

1)   Más solidaridad en el sistema de pensiones: Como respuesta a este individualismo la Iglesia de Santiago promueve el principio de la solidaridad. Ésta nos debe mover como sociedad a hacernos verdaderamente responsables de todos, en especial de nuestros adultos mayores, reconociendo el aporte que hicieron al país, a través de toda una vida.

2) La pensión es un derecho que debe responder a la dignidad de nuestros adultos mayores: La Iglesia de Santiago reconoce y promueve el derecho a la pensión, así como a la seguridad social para la vejez en su pensamiento social. Las bajas pensiones que están recibiendo los adultos mayores, está afectando sus condiciones de vida y, con ellos, su dignidad.

3) El valor de las pensiones debe primar por sobre las ganancias de las AFP: Existe una creciente deslegitimación del actual sistema de pensiones, el cual, por un lado, no está entregando las pensiones esperadas y, por otro lado, se observa como un negocio muy rentable para las administradoras. Para la Iglesia de Santiago la propiedad privada debe siempre estar subordinada al principio del destino universal de los bienes, es decir, no debe convertirse en una fuente de in equidad ni menos de injusticia, de lo contrario afectará a la cohesión social.

4) El rol del Estado en las pensiones como promotor del bien común: Para la Iglesia de Santiago, corresponde al estado defender y promover el bien común de la sociedad civil, de los ciudadanos y de las instituciones  intermediarias. El bien común, plantea el Papa Francisco, requiere de la paz social que no se produce sin una atención a la justicia distributiva, en tanto se puede retribuir a cada uno según su aporte a la sociedad y a sus necesidades, de lo contrario se genera violencia.

5) Mayor participación de los ciudadanos con más información y formación: Existe un gran desconocimiento de muchos chilenos y chilenas sobre el sistema de pensiones y su funcionamiento. Se vuelve imperioso que los ciudadanos tomen un rol activo en relación a sus pensiones. Para la Iglesia de Santiago, la participación activa en la vida pública es un supremo acto de libertad, es hacerse responsable de sí mismo, pero también de los otros; es no sólo reafirmar los propios derechos sino acentuar los deberes que tenemos frente al prójimo.

Comunicaciones Arzobispado de Santiago

Dejar respuesta