La pareja lo había acordado para que sus hijas, en caso de un accidente, conservaran a uno de sus padres.

“Me perdía una obra escolar porque estaba sentado en el tráfico. Tenía que encontrar una manera de poder entrenar y concentrarme sin comprometer el tiempo con mi familia. Ahí es cuando busqué helicópteros. Así podría ir y volver en 15 minutos. Ahí fue cuando empezó”.

En una entrevista en 2018 al sitio Barstool Sports, Kobe Bryant había explicado las razones por las cuales prefería volar en lugar de viajar en auto. Era una fascinación que tenía el deportista con este particular medio de transporte, que utilizaba incluso para moverse por la ciudad de california desde su época de jugador para llegar a las prácticas y a los partidos a tiempo.

“Mi rutina era siempre la misma. Despertarme temprano a la mañana, llevar a las a niñas a la escuela, volar al centro, entrenar como loco, hacer mi trabajo extra, atender a los medios, todo lo que necesitaba hacer, volar de nuevo, ir a la fila de autos del colegio para ir a buscar a los niños. Mi esposa decía, ‘yo puedo pasarlos a buscar’. ‘No, no, no, yo quiero hacer eso’”, explicó.

Más detalles acá. 

Dejar respuesta