Es una de las técnicas orientales más antiguas, que hoy se utiliza para embellecer los distintos ambientes de la casa. No se requiere de mucho dinero para hacerlo, pero sí paciencia y dedicación.

El origami se originó en China durante el siglo I o II d.C. Es un método que consiste en realizar figuras u objetos con hojas de papel doblándolas sucesivas veces. Comenzó como un arte que se basaba en la imaginación o el simbolismo más que en la realidad. Los pliegues de la figura evocaban el espíritu de un animal, una flor, o un pájaro, en vez de reproducir una copia fiel de estos

El término procede de los vocablos japoneses “oru”, que significa plegar, y “kami”, que es papel. En los primeros siglos de su existencia se le llamaba Kami por el significado que se había creado para papel. Tiempo después, tomó el nombre de Orikata, pero no fue antes de 1880 que se desarrolló la palabra origami.

Flavia Kerling de Monart Deco explicó que la occidentalización de este método deco fue adaptándose poco a poco a las distintas regiones. En España se internalizó de tal forma que asignaron el vocablo papiroflexia al arte geométrico de hacer plegados para figuras de papel.

Infobae con más detalles.

Dejar respuesta