Al profesor Jeff Hancock, de la Universidad de Stanford, le gusta dejar como tarea ejercicios que les permitan a sus estudiantes poner en práctica la teoría que ven en clases.

Antes del 2008, desafiaba a sus alumnos a permanecer 48 horas alejados de la red, para luego discutir en el aula cuáles habían sido los efectos observados. En el 2009, Hancock regresó luego de un año sabático e intentó realizar los mismos ejercicios.

“Cuando traté de proponer este reto, hubo una revuelta en la clase. Enfáticamente dijeron que esa tarea era imposible e injusta”, cuenta. Los estudiantes argumentaron que, al estar fuera de internet durante un fin de semana, no podrían culminar las tareas correspondientes a otras materias.

BBCMundo con más detalles.

Dejar respuesta