POSICIÓN DEL MONITOR DEL PC

0
493

El sentirse cómodo a la hora de trabajar para lograr buenos resultados y rendimientos no sólo pasa por un buen ambiente laboral. Los materiales y herramientas que utilizamos a diario deben ser fáciles de alcanzar y utilizar. La postura en el asiento con una posición relajada y descansada, permitirá que nuestra mente alcance niveles de atención óptimos para realizar correctamente lo que necesitamos hacer.

 

Es bien sabido que los problemas surgidos de una mala posición al trabajar, sobre todo frente a una computadora, afectan considerablemente el rendimiento del trabajador, además de causarle serios inconvenientes como dolores de espalda y en las articulaciones, y hasta incluso cansancio en los ojos. En este sentido, una mala posición del monitor puede arrastrarnos a fuertes de dolores de cabeza, que inevitablemente nos alejan de nuestro objetivo. Producir para ganar.

El sitio informática-hoy.com.ar, entregó una serie de trucos que nos permitirán saber cuál es la forma correcta de ubicar un monitor de computadora para obtener una excelente postura con la que podremos terminar la jornada laboral en óptimas condiciones.

Según profesionales en la materia, el monitor de nuestro PC debe estar ubicado en un ángulo de entre aproximadamente un 5% y 25% por la línea de nuestra visión horizontal, y la distancia que se debe emplear para separarnos del dispositivo varía de acuerdo al tamaño de la pantalla del monitor. En el caso de que por ejemplo tengamos un monitor de 17 pulgadas, la distancia aconsejada a la cual podemos ubicarlo es entre 50 centímetros y un metro.

Otra dato importante es que nunca lo debemos poner fuera de nuestro ángulo de visión. La pantalla debe estar siempre centrada con respecto a nuestra posición, aunque no tengamos el espacio adecuado o por nuestra actividad lo tengamos que ubicar de costado.

Respecto del brillo, contraste y tamaño de las tipografías que se muestran en los monitores, estos juegan un papel fundamental para una buena y descansada visualización. En el caso del brillo y el contraste, por ejemplo, lo mejor es ajustar los niveles en un rango equivalente al que se puede observar en el ámbito en que se ubica. Para las tipografías, en tanto, estas deberán tener un tamaño al menos tres veces mayor que el tamaño más pequeño que podemos llegar e leer.

Por otra parte, encontrar una buena ubicación para el monitor dentro del ámbito en que nos desenvolvemos es fundamental para una experiencia de uso correcta. En este sentido, es necesario ubicarlo en un lugar en donde no tengamos ventanas, ya que el brillo producido por el sol que penetra en la habitación a ella incide directamente en la adaptación de nuestros ojos al brillo producido por la pantalla, produciendo cansancio e irritación.

Por último, la suciedad en las pantallas también juega un papel importante al momento de tener una buena visualización del monitor. La suciedad acumulada en la misma degrada la calidad y nitidez de lo que estamos viendo, causando más cansancio. Por ello es más que necesario mantener nuestra pantalla impecable y en buenas condiciones.

Dejar respuesta