PROTEGER OJOS A TEMPRANA EDAD AYUDA A PREVENIR ENFERMEDADES EN LA VEJEZ

0
858

Aunque la intensidad de la luz solar es menor en invierno es necesario poner a los niños lentes de sol que tengan un buen filtro contra la radiación solar. Más aún si ya se tiene planeado llevarlos a practicar deportes de invierno.

En pocas semanas llegan las vacaciones de invierno y nuestros niños tendrán cientos de actividades que querrán y podrán realizar al aire libre. Por lo mismo, es importante no descuidar el cuidado de los ojos de los más pequeños.

Y, aunque la intensidad de la luz solar es menor en invierno, es necesario utilizar lentes de sol que lleven buen filtro contra la radiación solar. Más aún si ya se tiene planeado llevar a los niños a practicar deportes de invierno.

Pensando en ello, Bebé Urbano cuenta con ¡Babiators!, exclusivas gafas de sol especiales para niños y bebés que les permitirán disfrutar sus paseos a la nieve, playa o simplemente pasear en el parque, protegiendo en todo momento sus ojos.

lentes-bebe

Según los especialistas, el cuidado oftalmológico de los niños es importante porque los primeros años de la vida son fundamentales para el desarrollo de la visión. Su vista ocular es mucho más translúcida y sin pigmentos, por lo que reciben más cantidad de rayos UV en la retina que en el caso de los adultos.

 

 

En el caso específico de quienes visitarán la montaña, los niños deben usar lentes de sol. “La altitud y reflexión de la luz provocada por la nieve aumentan en un 80% la exposición a la radiación ultravioleta, haciendo que la luz solar sea mucho más peligrosa y pueda provocar quemaduras a nivel de la superficie del ojo”, aclara Roberto Mayerson, dueño de Bebé Urbano.

Por ello, la reconocida tienda infantil ya cuenta con las originales y premiadas ¡Babiators!,  el máximo descubrimiento para niños y bebés que brindan un 100% de protección contra los rayos del sol UVA y UVB. Además, son súper resistentes pues están hechas con una montura 100% de caucho.

Otra de las bondades de Babiators es que son libres de BPA, flexibles y soportan fuertes impactos.

“Son gafas de sol preparadas para enfrentarse exitosamente ante los retos más duros de los niños, aportando un plus de protección y marcando un estilo único”, asegura Mayerson. Además cuentan con garantía por 1 año ante perdidas y roturas.

Dejar respuesta