Qué hacer con Marzo???

1
1247

El insomnio y la hipersomnia son algunos de las complicaciones que se producen al momento de retomar la rutina tras el descanso estival y que puede afectar las relaciones personales y laborales.La hipnosis permite regular estos trastornos desde la base del problema, permitiendo una durabilidad en el tiempo, al contrario de los tratamientos farmacológicos.

Tras el regreso de las vacaciones, es muy común que las personas puedan sufrir el llamado estrés o síndrome post-vacacional, que consiste en un proceso que se vive al re adaptarse a las obligaciones cotidianas luego el período de descanso, lo que puede generar problemas tanto a nivel emocional  como físico.

Esta situación se produce debido a que durante el período de descanso se modifican los hábitos como  el sueño, la comida, se comparte más con la familia y amigos, etc., provocando la aparición de síntomas como falta de interés, irritación, nerviosismo,  tristeza, fatiga, falta de apetito, dificultad para la concentración y trastornos del sueño.

El psicólogo especialista en hipnosis, José Luis Rojas, explica que dentro de las afecciones más comunes que provoca el estrés post-vacacional está el insomnio y la hipersomnia (sueño excesivamente prolongado, que pueden llegar a afectar de manera importantes las relaciones sociales y personales.

“El sueño produce  falta de productividad, impuntualidad, la gente se levanta con menos energía, afecta la concentración y también provoca  irritabilidad, lo que claramente influye en la manera en que llevamos las relaciones personales y laborales”, señala el profesional.

En gran parte de los casos, los trastornos del sueño comienzan  y persiste por un tiempo aunque el estrés que lo originó haya desaparecido. El tratamiento más habitual es el farmacológico. Sin embargo, éste no elimina  las causas profundas del insomnio, por lo que uno de los tratamientos más recomendados para mejorar esta situación es la hipnosis.marzo“La hipnosis regula automáticamente el sueño, ya que ayuda a controlar los estímulos que generan el insomnio y hace que perdure en el tiempo”, explica José Luis Rojas.

¿Cómo evitar este problema?

Para evitar este problema tan común en las personas, uno de los principales consejos es programar el regreso de las vacaciones con tiempo, con el fin de poder retomar paulatinamente la rutina y que el cambio no sea tan abrupto. También es importante respetar las horas de sueño, retomar las actividades laborales progresivamente, dando prioridad a lo más urgente, organizar el tiempo libre para tener espacio a actividades recreativas y moderar el consumo de cafeína.

“Dos o tres semanas de vacaciones son insuficientes para un año de trabajo, pero las personas deberían tomarse por lo menos unos tres o cuatro días para empezar a  ordenar sus horarios. Ésta es la mejor forma de evitar este estrés post-vacacional que trae tantos trastornos en nuestra cotidianeidad”, puntualiza el psicólogo.

Más información AQUÍ

1 Comentario

Dejar respuesta