Muchos nutricionistas sitúan a las papas fritas a la cabeza de la lista de “alimentos prohibidos”. Un nuevo estudio indica que pueden ser mucho más perjudiciales de lo que se pensaba.

Un nuevo estudio, publicado en la revista ‘The American Journal of Clinical Nutrition‘, revela que existe relación entre el consumo regular de papas fritas y un mayor riesgo de muerte.

Así, un equipo internacional de científicos de EE.UU., Italia, España y Reino Unido ha estado haciendo un seguimiento de la dieta de 4.440 personas con edades comprendidas entre los 45 y los 79 años. Concretamente, se les pedía rellenar regularmente un cuestionario sobre la cantidad de papas (fritas o no) que consumían. Durante los 8 años que duró el estudio longitudinal, murieron 236 personas.

Los investigadores concluyeron que el consumo de papas fritas (también en forma de panqueques) al menos dos veces por semana aumenta en más de dos veces el riesgo de muerte. El estudio destaca que el estado de salud de aquellas personas que comían patatas cocidas al horno o que las añadían a la ensalada era mucho mejor.

RT con más detalles.

Dejar respuesta