“Fue después del partido con Croacia. Estábamos charlando en la pieza con Ever y Ota y les dije que sentía que iba a hacer un gol… ¡Se dio y nos reíamos dentro en la cancha!”.

No es necesario preguntarle a Ever Banega o Nicolás Otamendi al respecto. Marcos Rojo, una de las grandes figuras de Argentina en San Petersburgo, confirma su premonición en exclusiva para FIFA con la sonrisa dibujada en la cara.

Su gol en el minuto 86 ante Nigeria significó la sufrida clasificación de la Albicelste a los octavos de final de Rusia 2018™. Marquitos repasa la jugada del 2-1 con naturalidad pese a las bromas de sus compañeros que enfilan a la zona mixta.

“Sentía que Gabi podía llegar a tirar el centro, vi el hueco y me mandé”, narra Rojo, campeón con el propio Gabriel Mercado en aquel Estudiantes de La Plata de 2010 que dirigía el ex seleccionador argentino Alejandro Sabella.

“Apenas salió del pie, sentía que iba para adentro. Y cuando vi que entró fue una locura, un desahogo tremendo”, confirma el zurdo, quien definió como venía… ¡de derecha!

FIFA.com con más detalles.

Dejar respuesta