SABÍAS QUÉ…

0
516

La leche es de gran ayuda en caso de fracturas y quemaduras y que además fortalece el sistema inmune y ayuda al crecimiento de los niños.

Es común pensar que -por su alto contenido en calcio-, el consumo de leche es útil para la formación de los huesos y, por lo tanto, puede ser de gran ayuda en caso de fracturas. ¿Pero sabía usted que el consumo de lácteos también puede ayudar a recuperar la piel de una quemadura?

“Cuando hay necesidades especiales, como fracturas y quemaduras, que requieren una mayor cantidad de energía y nutrientes para su reparación, una excelente alternativa son los alimentos altos en proteínas y calcio”, señala Héctor Carrasco, Nutricionista de Nestlé.

La leche es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico, con roles polivalentes en la función inmune, el transporte y la absorción de nutrientes, vitaminas y minerales esenciales. Esto, que puede sonar complejo, se traduce en  que favorece la formación de nuevos tejidos en el organismo, ya sea durante el crecimiento infantil, el embarazo, intervenciones quirúrgicas, quemaduras o fracturas.

LECHEPor otra parte, la leche ayuda a mejorar las defensas del organismo debido a los aminoácidos de buena calidad presentes en ella, que participan en la formación de tejidos muscular, óseo y glóbulos blancos. En el caso de los niños, éstos necesitan más aminoácidos en comparación a los adultos, ya que se encuentran en crecimiento y desarrollando nuevos tejidos. Si tienen un bajo consumo de proteínas, pueden tener más problemas de bajo peso, talla baja y deficiencia en el sistema inmune.

 

Cabe destacar también, que “no solo importa la cantidad de nutrientes que contenga un producto, sino su biodisponibilidad en el organismo, es decir, grado con que nuestro cuerpo asimila o absorbe el calcio desde el alimento, para  utilizarlo en procesos internos. En el caso de la leche, la biodisponibilidad de algunos de sus nutrientes -como por ejemplo, el calcio-, es alta en comparación a otros alimentos de origen vegetal”, señala Carrasco.

Por esto, es indispensable mantener siempre un consumo adecuado de productos lácteos. Según el experto de Nestlé, “con sólo un vaso de leche, una persona recibe aproximadamente un tercio de los requerimientos de calcio de un adulto sano, y cerca de un 10% de las vitaminas del complejo B, que son claves para mantener el adecuado funcionamiento del cuerpo”.

 

 

Dejar respuesta