TE ASEGURA SER CAMPEÓN JUGAR DE LOCAL???

0
449

Tras la goleada de Argentina a Paraguay por 6 a 1 ya sabemos que  la albiceleste será nuestro rival en la final de la Copa América número 44. La historia aparece como un arma letal para los trasandinos y fatal para nosotros. Aquí un par de datos que reporta la web oficial sobre cómo le ha ido a las selecciones siendo locales.

MEJOR LLEGAR CALLADITOS

CHILE-LOCAL-
www.ca2015.com

Partimos mal. Chile nunca ha sido campeón. A pesar que hizo de local 6 oportunidades (1920, 1926, 1941, 1945, 1955 y 1991), el trofeo jamás ha sido nuestro.

 

 

6 DE 9 PARA LA ALBICELESTE

ARGENTINA
www.ca2015.com

En el caso de nuestro rival directo de este sábado, los trasandinos, siendo locales obtuvieron 6 ediciones en los años 1921, 1925, 1929, 1937, 1946 y 1959. En tanto, siendo también anfitriones no alzaron la copa en los años 1916, 1987 y 2011.

 

FULL DE ASES PARA BRASIL Y URUGUAY

BRASIL
www.ca2015.com

La escuadra de Brasil por su parte, tiene canasta completa siendo locales. Brasil, cada vez que jugó en su casa fue campeón: 1919, 1922, 1949 y 1989.

Asimismo, Uruguay, un peso pesado en la historia de la Copa América, también ha logrado quedarse con el primer lugar cada vez que ha jugado de local: : 1923, 1924, 1942, 1956, 1967, 1973 y 1995.

EL MEJOR CAFÉ DE LA HISTORIA

Colombia  ha logrado sólo una  Copa América es su historia y lo hizo jugado de local en el año 2001.

PARAGUAY EL DISTINTO

PARAGUAY
www.ca2015.com

La historia de los paraguayos es de esas raras. Paraguay fue campeón en 1953 y 1979, pero nunca en su casa, ya que cuando organizó el torneo en 1999, quedó en el sexto lugar.

 

 

PERÚ Y BOLIVIA LES FALTÓ ESCUELA

Los del Rímac no han sabido aprovechar su condición de local y sólo en una ocasión han dado la vuelta olímpica y fue en 1939. En tanto, en los años 1927, 1935, 1953, 1957 y 2004, se quedaron con las ganas de festejar.

Bolivia también tiene algo que contar. En 1953, obtuvo el campeonato siendo local, pero también sufrió la pérdida de uno en  1997 a manos de Brasil.

Dejar respuesta