TERAPIAS BIOLÓGICAS, NUEVAS SOLUCIONES PARA LA PSORIASIS

0
990

El dermatólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile. Fernando Valenzuela, afirmó que con la terapia biológica es posible controlar la psoriasis.

En una piel sana, las células toman cerca de un mes para desplazarse desde las capas inferiores hasta la superficie. En la psoriasis, este proceso tarda sólo unos pocos días, ocasionando una acumulación de células cutáneas muertas y la formación de escamas gruesas. Al multiplicarse las células a gran velocidad, la piel se va descamando cada tres o cuatro días.

La causa exacta de esta patología es desconocida, aunque se piensa un origen multifactorial. Existe un componente hereditario, pues un tercio de los pacientes tienen antecedentes de psoriasis en la familia. Esta predisposición genética se supone está relacionada con una respuesta inflamatoria anormal, en la cual el sistema inmunitario accidentalmente ataca las células del propio cuerpo.

Esta patología provoca escamas e irritación de la piel, pero no es contagiosa. A pesar de que por definición es una afección crónica, existen tratamientos que pueden mejorar enormemente los síntomas y la calidad de vida de las personas que la padecen.

Los especialistas sostienen que la psoriasis se relaciona a una gran cantidad de patologías, como depresión, artritis psoriática, obesidad, hipertensión, problemas de autoestima y frecuentemente, suele estar sujeta a distintos mitos y creencias.

psoriaEl Dr. Valenzuela, dermatólogo especialista en psoriasis, explicó que las terapias biológicas son nuevos tipos de medicina para pacientes más severos, que- a diferencia de la combinación de compuestos químicos de los fármacos habituales- derivan de proteínas humanas o animales, diseñadas para actuar de manera específica sobre ciertos mecanismos orgánicos y que logran corregir lo que no está funcionando correctamente.

“Se trata de moléculas o agentes biológicos (anticuerpos monoclonales, proteínas de fusión, proteínas humanas recombinantes) diseñadas especialmente para interferir con la inflamación que acompaña la psoriasis. Están disponibles sólo con receta médica. Algunos se pueden dar solo en clínicas u hospitales, mientras que otros pueden ser auto-administrados”. Explico el experto. “Además, la psoriasis aunque puede afectar de manera severa la calidad de vida de los pacientes, no está incluida todavía en las patologías GES ni en la Ley Ricarte Soto. Algunas ISAPRES/compañías de seguros cubren parcialmente estos agentes biológicos, mientras que algunos pacientes lamentablemente deben pagar el costo total de sus bolsillos”, afirma el especialista.

Estas terapias suponen un tremendo avance en el tratamiento de psoriasis. Aún en algunos de los casos más severos se ha obtenido una eficacia de más del 80%, con lo que un paciente puede llegar a estar prácticamente sin psoriasis visible, resultados que son anecdóticos en mayoría de las terapias clásicas.

Los beneficios para el paciente son, entre otros, una mejora considerable en la calidad de vida, lo que, a su vez, incide favorablemente en la autoestima y contribuye a dilatar los periodos libres de crisis, armonizar el entorno social y, en definitiva, a aceptar de mejor manera la enfermedad.

Dejar respuesta