La Fiscalía solicita para ella 15 meses de prisión y dos años de alejamiento, así como una indemnización de 300 euros.

15 meses de prisión y dos años de alejamiento por un delito de acoso. Esta es la condena que solicita la Fiscalía del Principado de Asturias para una mujer que envió a su expareja más de 200 mensajes telefónicos en menos de dos semanas, además de realizar numerosas llamadas de teléfono y varios seguimientos por la ciudad de Avilés.

Los hechos sucedieron entre finales de abril y principios de mayo, un periodo de tiempo en el que, según la fiscalía, la mujer era plenamene consciente de que su expareja no quería mantener ningún contacto con ella. Finalmente, la acusada se presentó en el lugar de trabajo del hombre y lo amenazó con expresiones como: «Te vas a acordar», «la voy a liar muy gorda» o «no sabes donde te estás metiendo». Solo abandonó el lugar cuando se dio cuenta de que habían llamado a la policía. Ante esta situación, el juzgado acordó una orden de protección a favor del denunciante.

Detalles ACÁ.

Dejar respuesta