Podría ser la solución a la disputa de quién se queda con la casa tras el divorcio. O la respuesta a la necesidad de espacio cuando una pareja quiere agrandar la familia.

La llamada «casa prenupcial« es una vivienda prefabricada que tiene la facilidad de dividirse en dos partes. Pero también se le pueden agregar más módulos para hacerla más espaciosa.

El diseño está a cargo del estudio holandés de arquitectura OBA y du fundador, Vincent Ringoir, de 23 años, le dijo que la casa es como el juego «Tetris que tiene todas esas piezas diferentes que se conectan unas a las otras y forman un objeto».

Descúbrela en BBCMundo 

Dejar respuesta