No hay duda entre los científicos de que la fertilidad natural disminuye progresivamente a lo largo de la vida.

Pero a pesar de las advertencias de los expertos, en las sociedades occidentales cada vez se retrasa más la natalidad, en el caso de las mujeres hasta la mitad o el final de la treintena, precisamente cuando la fertilidad disminuye más rápidamente.

En países como Reino Unido ahora por primera vez más del 50% de los bebés que nacen son de mujeres de más de 30 años. Y las mujeres de más de 35 años que tienen hijos ya son más numerosas que las de menos de 25. En España, la edad media para tener el primer hijo en 2014 era de 30,6 años, una de las más altas de Europa, frente a los 25,2 de 1975.

A esta tendencia se añaden varios estudios recientes que señalan que la fertilidad de los hombres también disminuye después de los 35 años y que a medida que aumenta la edad de los papás hay mayores probabilidades de tener bebés con problemas.

BBCMundo con más detalles.

Dejar respuesta