A primera vista, parece dulce e inofensiva. Pero, aunque sus ojos con largas pestañas y su sonrisa inmaculada le dan un aspecto de lo más inocente, a muchos les preocupa que Cayla sea mucho más que una muñeca.

Curiosamente, ese es el eslogan que eligieron sus fabricantes para comercializarla: «Es mucho más que una muñeca que habla o una aplicación», señalan en su sitio web.

Su nombre completo es My Friend Cayla («mi amiga Cayla») y es capaz de responder a preguntas y entablar una conversación -en inglés o en español- sobre todo tipo de temas, desde geografía hasta naturaleza, familia o matemáticas.

«¡Es como una amiga de verdad! ¡Te hablará de casi todo! También puede contarte historias o jugar contigo a juegos tan populares como el tres en raya», aseguran sus creadores, la compañía estadounidense de juguetes interactivos Genesis Toys.

BBCMundo te cuenta más.

Dejar respuesta