Otro capítulo legislativo se abre para el proyecto sobre “garantías y protección integral de los derechos de la niñez y adolescencia”, ya que hoy el Presidente de la República, Sebastián Piñera, envió un veto a la Cámara de Diputados, el que deberá ser votado por ambas cámaras del Congreso.

Fuente: La Tercera

En el mensaje -que fue enviado a la comisión de Familia-, el Mandatario propone cambios en siete artículos a través de vetos aditivos y supresivos relacionados con el derecho de los padres o tutores al resguardo de la intimidad e imagen de los hijos, y con los procedimientos judiciales para asistir al sistema de garantías.

“En virtud de las modificaciones introducidas por el Congreso al proyecto existen ciertas normas que podrían poner en riesgo ciertos principios y derechos fundamentales para cumplir con el fin último de la ley”, señala el mensaje enviado por el jefe de Estado.

Asimismo, manifiesta que el deber preferente de los padres de educar a sus hijos podrían verse debilitados por algunos cambios, “que no consagran la responsabilidad real y el rol protector primordial que los padres y/o madres debe cumplir respecto a la protección de los sus hijos”.

A mediados de julio, el Tribunal Constitucional había acogido recursos de Chile Vamos contra proyecto, con los que buscaban que el organismo se pronunciara sobre la constitucionalidad de incisos de tres de los artículos del proyecto de ley de garantías de los derechos de la niñez.

A lo largo de la tramitación de este articulado, se han enfrentado las visiones de la oposición con el oficialismo respecto a conceptos como los niveles de autonomía que deben ir acompañando a los niños y adolescentes, los derechos de los padres a incidir en su educación, los límites que debe contener los contenidos de educación sexual, la presencia de abogados en los procesos administrativos, entre otros.

Molestia opositora

La presidenta de la comisión de Familia, diputada Patricia Rubio (PPD) calificó el veto del Presidente como un acto para retardar la promulgación de la ley. “El Gobierno y principalmente, el Presidente Sebastián Piñera, nuevamente están pasando por alto los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Es impresentable que su propio slogan “los niños primero” lo omitan. Es una incoherencia absoluta. Retrasar aún más la entrada en vigencia de la ley obedece a un capricho que sólo perjudica a los niños y adolescentes”.

Tres examinar el contenido del veto, la diputada recordó que el proyecto de ley implica que todos los niños, niñas y adolescentes se sientan como sujetos de derecho. “Esto no tiene ninguna relación con que los padres o tutores legales pierdan algún tipo de potestad. Lo que está haciendo el gobierno es callar la voz de los niños y niñas de nuestro país, es dejarlos nuevamente en segundo plano, es cuestionar derechos que deben ser garantizados”.

En tanto, la diputada Natalia Castillo manifiesta que el contenido del proyecto incluye materias que fueron suscritas por Chile en 1990 en la Convención Internacional de los Derechos del Niño. Señala que el gobierno se niega a aceptar el debate que se dio en el Congreso “como la autonomía progresiva y la posibilidad de que los niños cuenten con dispositivos territoriales” que puedan alertar las vulneraciones de derechos antes de que sean graves y puedan generar daño irreversible.

“Vamos a rechazar este veto al proyecto, nos parece inapectable que el gobierno siga intentanto torpedear la promulgación de esta ley”, subraya.

Dejar respuesta