Hace varios días, el Presidente Sebastián Piñera, junto a los ministros del comité político, está estudiando la posibilidad de flexibilizar el toque de queda, una de las medidas restrictivas que ha aplicado el gobierno para hacer frente a la pandemia del Covid-19. Esta se ha aplicado ininterrumpidamente por 15 meses, desde el 22 marzo de 2020.

Fuente: La Tercera

La discusión sobre la materia se agudizó durante la semana pasada en medio de la presión que ejercieron sectores de Chile Vamos, principalmente la UDI, ad portas de que el gobierno buscara la aprobación del Congreso para extender el estado de excepción, el que le permite implementar la medida. Este finalmente se terminó aprobando la semana pasada, pese a la votación en contra de parte del partido encabezado por el diputado Javier Macaya.

“En esta nueva etapa seguramente va a haber mayor flexibilidad con el toque de queda”, dijo el pasado 24 de junio el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, mientras que el titular de Salud, Enrique Paris, sostuvo que “el toque de queda tiene que ir evolucionando a medida que vaya evolucionando la pandemia”.

Así, el tema -dicen en Palacio- está sobre la mesa y será parte de una serie de cambios que piensan introducir en el plan Paso a Paso y que anunciarán durante los próximos días, junto a otras medidas que apuntan a favorecer a las pymes.

Hasta ahora, según comentan las mismas fuentes, la idea es que el toque de queda se aplique a nivel regional y que sea de acuerdo a la incidencia de casos Covid-19. En ese sentido, lo que se está pensando en el gobierno es que haya un toque de queda diferenciado por región, por ejemplo, en el caso de Magallanes donde no hay comunas en cuarentena pueden tener otro horario para el inicio y término del toque queda, el que actualmente parte a las 22.00 y termina a las 5.00 a nivel nacional.

En Palacio insisten en que primará el criterio sanitario. Por lo mismo, pese a la intención de ir normalizando el escenario por un tema económico y social, la llegada de la variante Delta del virus complejizó la idea de avanzar en una flexibilización.

En esa línea, en La Moneda algunos transmiten que en el escenario actual es imposible eliminar la medida y que solo se pueden acortar las brechas horarias para su aplicación. Sobre los horarios, en todo caso, agregan que si bien hay ideas sobre la mesa, no hay nada zanjado.

Cita con Chile Vamos

La posibilidad de flexibilizar algunas medidas para enfrentar la pandemia, entre ellas, el toque de queda, fue nuevamente un tema de conversación en una reunión telemática que se realizó el lunes por la tarde, entre los ministros del comité político y los presidentes y jefes de bancada de Chile Vamos.

Ahí, según presentes, la UDI volvió a insistir en que es necesario avanzar hacia medidas más flexibles. El gobierno transmitió, de acuerdo a las mismas fuentes, que estaban trabajando en un plan para anunciar dentro de los próximos siete días en el marco del plan Paso a Paso.

Las mismas fuentes sostienen que el Ejecutivo transmitió que habrá gradualidad en la aplicación de las medidas, que no quieren cometer un “paso en falso” y, por lo mismo, quieren evitar apresurarse. En ello influye el lío de versiones que hubo por parte de la autoridad de Salud ante el primer caso confirmado de la variante delta en el país, en un escenario en donde el Colegio Médico ha recomendado mantener y endurecer las medidas sanitarias.

Al respecto, el jefe de bancada de RN, Leopoldo Pérez, indicó que “en la reunión del lunes, considerando el componente de la variante delta que no se sabe si va a significar un rebrote, sí las medidas de flexibilización están contempladas, pero se habló de que se están reajustando teniendo en consideración elementos regionales, el tema de las actividades económicas que se han visto más perjudicadas, como la gastronomía”.

Sobre la variante delta, añadió: “La idea no es adoptar medidas y después tener que volver a fojas cero. La gradualidad es lo que nosotros planteamos, y también hacer distinción de aquellos ciudadanos que tienen un comportamiento de autocuidado”.

Jornada de “escucha ciudadana”

En el proceso de toma de decisiones, el Presidente Piñera está teniendo una ronda de reuniones con distintos actores denominadas “jornadas de escucha ciudadana Plan Paso a Paso” para recoger cuáles son sus preocupaciones, carencias y temores para poder ir avanzando en algunas medidas.

La semana pasada, por ejemplo, encabezó encuentros con distintos gremios, una idea que está siendo impulsada, según afirman en el gobierno, por su exjefa de gabinete, Magdalena Díaz.

Estos encuentros -que continuarán hoy con colegios, apoderados y profesores para ver el tema del retorno a clases-, tienen una metodología y formato de trabajo donde los moderadores son los ministros, se conforman mesas de trabajo y se desarrollan plenarios finales. Previo a estas citas, de hecho, dicen en el gobierno que se les hizo una pequeña capacitación a las autoridades.

Y, posteriormente, el equipo a cargo de sistematizar los datos es el de Román Yosif, quien está a cargo del Laboratorio de Gobierno, que depende de la Segpres. En Palacio dicen que estos encuentros son relevantes porque con los insumos van recogiendo opiniones de manera “más masiva” y les sirve para la toma de decisiones para el toque de queda y retorno a clases.

Por ejemplo, dentro de las conclusiones del encuentro pasado, de acuerdo al informe que elaboró el gobierno fechado del 23 de junio, dentro de las medidas más recurrentes que solicitaron los participantes se encuentran la necesidad del retorno a clases, una percepción de desgaste ciudadano respecto de las medidas de contención, sobre todo, de confinamiento, entre otros.

Dejar respuesta